“Un lado de mí dice “que chavala tan atractiva, me gustaría hablar con ella, salir con ella, pero otra parte de mí se pregunta cómo quedaría su cabeza pinchada en un palo”. Edmund Kemper. El asesinato y el homicidio...