La biblioteca del criminólogo

Envenenadoras.
Marisol Donis (2002).

EnvenedadorasMínima violencia y máximo refinamiento. Es la nota común que distingue a las envenenadoras, las que cometen sus crímenes de una forma premeditada, fría, insidiosa. Sin arrebatos ni improvisación.

Este libro relata 40 crímenes reales cometidos por envenenadoras españolas. Mujeres con un desmedido instinto de poder que buscan la realización de sus deseos mediante la muerte de sus seres cercanos. Reinas del crimen premeditado, intelectual, silencioso.

 

Martyrium.
Vicente Garrido y Nieves Abarca (2013).

Martyrium

“Por el examen preliminar, sabia que el chico había sufrido lo indecible también antes de morir […] Pensó, con amargura, que el ser humano puede acostumbrarse a cualquier cosa, a cualquier infamia, y que eso era necesario para la supervivencia” (Página 264-265).

Estas son las palabras que la médico forense se dice así misma al ver el cadáver de Stefano. Una novela negra trepidante, donde el mal se esconde en lugares en los que nunca mirarías. Espectacular.

Valentina Negro y Javier Sanjuán tras un nuevo depredador, esta vez en las misteriosas calles de Roma y en pleno carnaval, donde durante unos días podemos ser quién queramos ser.

Signature Killers.
Robert D. Keppel (1998).

Signature KillersLa firma (o sello personal) son todas aquellas conductas y actos accesorios al asesinato, que no son necesarios para matar y que nos hablan de la motivación final, del porqué se ha cometido ese crimen. Refleja las necesidades psicológicas o emocionales que el criminal pretende satisfacer con la realización de sus crímenes, siendo por lo tanto un reflejo conductual de su fantasía.

Podemos decir que se trata de un aspecto diferenciador del agresor que, en cierto modo, le hace único.

En este libro podréis estudiar detenidamente que es la firma de asesino serial, a través de una gran casuística.

Asesinos en serie.
Pilar Abeijon, (2005).

No todos los asesinos en serie son criminales sanguinarios, aunque desde hace ya tiempo vienen siendo representados de este modo en la gran pantalla y en la literatura. La mayoría son psicópatas de apariencia banal, sociables, simpáticos y que pueden llegar a pasar desapercibidos.

Este libro es una incursión en sus mentes: como piensan, que motivaciones tiene una persona aparentemente normal para cometer crímenes atroces y que impulsos les llevan a reincidir una y otra vez. ¿Son depredadores dominados por una obsesión o enfermos mentales?.

Para obtener todas las respuestas sobre ellos, es necesario adentrarse en el lado más desconocido de la psicología humana, allí dónde nuestros temores osan contemplarlos sin retirar la mirada.

40 casos criminales y cómo consiguieron resolverse.
David Owen, (2000).

“La verdad está ahí fuera”. Esta frase enunciada al principio de cada episodio de Expediente X , se basa en la investigación forense, ya que la verdad está presente y dispuesta a ser revelada en cualquier escenario del crimen.

Este libro habla sobre el esclarecimiento del crimen, de la historia de la criminalística y de sus métodos desde el siglo XVIII. Las más de 450 reproducciones de criminales, escenarios, herramientas y documentos no solo hacen revivir crímenes sorprendentes, pérfidos y sutiles, sino que nos dan una amplia visión de la labor de los criminalístas y de los médicos forenses.

El libro se basa estrictamente en hechos y es fácil de comprender para todos aquellos que quieran conocer los diferentes campos de las ciencias forenses. Estamos ante un libro que es un testimonio del progreso recorrido por la medicina, las ciencias forenses y la investigación criminal a través de los siglos. Su contenido nos lleva desde el lugar de los hechos al instituto forense y demuestra como la ciencia ha servido para desenmascarar engaños, fibras en el maletero de un coche o huellas dactilares en una pared hallando pruebas ocultas.

El secuestro de Lindbergh, Jeffrey MacDonald, Malcom Fairley, Ted Bundy o el proceso contra O.J Simpson, son algunos de los casos que se explican en este libro.

Manual de Investigación psicológica del delito. El método VERA.
Juan Enrique Soto Castro, (2014).

En este libro de mi amigo Juan Enrique Soto, podréis estudiar la técnica de la investigación psicológica del delito (criminal profiling) especialmente diseñada para la realización de perfiles psicológicos de agresores desconocidos.

Nos presenta el método VERA que recoge un sistemático modo de análisis de los delitos graves (para asesinatos únicos o AS) diseñado desde la practica profesional de la investigación psicológica del delito en la FFCCSS, pero con el rigor científico que requieren tanto la psicología como la investigación criminal.

Criaturas criminales y cómo encontrarlas.
Javier Muñoz Chumilla (2015).

¿Qué nos diferencia de los asesinos en serie o de los psicópatas? ¿Tenemos cualidades, aptitudes, fantasías comunes? “Es esencial conocer los horrores de la sociedad, pero más importante resulta conocernos a nosotros mismos y preguntarnos hasta qué punto somos diferentes de quienes matan”. Este libro (que me gusta mucho por varias razones) es un viaje teórico por la psicopatía y los asesinos en serie para plantear diversas reflexiones acerca de la maldad, lo antisocial o la capacidad que todos tenemos para hacer el mal; si has leído bien la capacidad. No perdáis la oportunidad de leer este libro y de averiguar cual es el grado de maldad del ser humano y porque llega a matar.
Me quedo con esta gran afirmación del autor: “El bien y el mal no tienen consideración por si mismos, sino mediante nuestra propia existencia, experiencia y racionalización: son constructos humanos” (página 12).

La huella del crimen.
Tim Dedopulos (2016).

¿Os apetece poner a prueba vuestra destreza para resolver crímenes?. Vas a enfrentarte a más de cincuenta misterios a los que solo les falta el broche final: señalar al culpable. Para ello tendrás que leer con atención el relato donde se describe la escena de un crimen. Asistirás a los primeros pasos de una investigación, y la clave puede estar en cualquier detalle significativo. Sobre todo, no pierdas de vista a los testigos: es posible que alguno de ellos mienta, y un testimonio falso siempre esconde alguna incongruencia que podrás identificar
Consejo: fin de semana con amigos en una casa entre espesos arboles, lejos de la ciudad. Buena música, un buen vino y dos equipos. ¿os atrevéis a ejercitar vuestras dotes de sabueso?

Madre, virgen, puta. Un estudio de la perversión femenina.
Estela V. Welldon (2013).

La Dr. Estela Welldon ha estudiado a fondo la relación entre madres e hijos. Esta relación puede, en su peor faceta, volverse ‘perversa’ y dañar a los niños, a veces de forma irremediable. La violencia de las mujeres, escribe, suele estar dirigida hacia sus propios cuerpos o hacia sus creaciones: los hijos.

“Mis descubrimientos tienen que ver con el movimiento circular interno de la perversión. Cuando algo se repite una y otra vez obtienes un nuevo marco teórico,” explica. El libro de Welldon, “Madre, Virgen, Puta” llegó a prohibirse en una librería feminista legendaria, en el norte de Londres. Y todavía hoy es vista por algunas feministas como una traidora a la causa. “Me adentré en territorio inexplorado y muchos no son capaces de perdonármelo”, dice Welldon. Se mantuvo firme porque sabía que sus conclusiones salían directamente de una observación clínica que ella no podía ignorar.
 
“Comencé a escuchar y a pensar: ¿de qué están hablando?” Odian a sus hijos…”Lo importante es pensar, y no juzgar”. Las investigaciones de Welldon han transformado la práctica clínica. Su trabajo en la Clínica Portman de Londres fue pionero en el tratamiento de mujeres violentas, haciendo un uso intensivo del psicoanálisis y las terapias de grupo.

Amor Zero. Como sobrevivir a los amores con psicópatas.
Iñaki Piñuel, (2016).

«A lo largo de nuestra vida vamos a tratar aproximadamente con sesenta psicópatas, en el trabajo, en el grupo de amigos… y en casa». Y no, no es verdad eso de que dos que comparten colchón se vuelven de la misma condición. En una relación tóxica de este tipo existen roles bien diferenciados: la víctima y el psicópata, que ha construido una relación amorosa «de cartón piedra», una «mera apariencia de amor» que queda al descubierto cuando al maltratador se le cae la máscara. No es amor porque el psicópata no siente amor, ni empatía, ni pena. «Es un parásito que vive de su víctima a nivel económico, sexual, afectivo… y la destruye. Las secuelas son similares a las que sufre alguien que ha vivido una guerra, una violación o una catástrofe natural: insomnio, irritabilidad, pérdida de memoria a corto plazo, sensación de peligro inminente… Es una experiencia abrasiva para la que no está preparada el cerebro humano».

La sabiduría de los psicópatas.
Kevin Dutton (4ª edición, 2015).

Al hablar de psicópatas, a todos nos viene a la cabeza Ted Bundy, Jeffrey Dahmer, Toni King o Javier Rosado y como no! psicópatas de ficción como Hannibal Lecter, Dexter, Frank Underwood (House of Card) o Anton Chigurh (No es país para viejos, para muchos el psicópata más “real” de la ficción) .

Este libro habla de psicópatas asesinos, pero también habla de Neil Armstrong, Bill Clinton, Vincent Van Gogh, John Stuart Mill o J. F. Kennedy, porque según Kevin Dutton y tal como ya demostró Robert Hare (Sin conciencia) psicópatas hay muchos y en absoluto tienen por qué ser criminales o asesinos. Estamos ante los psicópatas integrados o subclínicos, esos que pueden ser nuestros jefes, la bibliotecaria sonriente o ese vecino tan encantador.

Para explicar los intrincados mecanismos mentales que pueblan la mente de los psicópatas, Kevin Dutton propone un sencillo ejercicio que sirve para desconcertarnos desde el principio. Imagínate una vía del tren que se desdobla. En una de las vías hay cinco personas atadas a los raíles y en la otra vía, sólo una, también atada. Un tren se acerca por la primera vía. Si nadie lo remedia, el tren va a arrollar a cinco personas. Usted puede impedirlo porque tiene en sus manos el cambio de agujas de las vías. Si lo acciona, salvara a esas cinco personas y el tren sólo arrollará al hombre que está atado a la segunda vía. ¿Lo harías? ¿Cambiaría la vida de cinco personas por la de una sola?

Ahora pensad otro escenario: Hay sólo una vía de tren con cinco personas atadas a los raíles. Esta vez, no es posible cambiar el tren de vía y para salvar a esas cinco personas sólo hay una salida: empujar a una persona bastante obesa de modo que al caer el tren lo arrolla y descarrila. ¿Lo harías? La inmensa mayoría contesta que no pero: muere una persona para poder salvar a cinco, igual que en la situación anterior.

Dutton en este libro nos muestra varios de los experimentos que ha llevado a cabo para contestar a ésta pregunta ¿Los psicópatas podrían hacer algún bien a la sociedad? Si quieres saber la respuesta, deberías leer este libro, porque según sus conclusiones estamos rodeados de psicópatas.

Así es como se mata.
Mirko Zilahy, (2016).

Ambientada en Roma, estamos ante un libro con algunos clichés de la novela negra: un joven comisario experto en perfilación criminal, amargado y que siente culpable tras morir su esposa de cáncer mientras el estaba en Quantico y un asesino en serie que envía mails a un periodista retirado y que mata salvaje y sádicamente dejando pista en los cuerpos de sus víctimas.

Sin embargo es asombroso como Zilahy nos muestra con gran detalle el método analítico de sus protagonistas y cómo se desarrolla la metodología criminal. La zona geográfica donde transcurre la acción existe en realidad y se sitúa a tan solo un kilómetro de la parte más turística de Roma, a las orillas del río Tiber.

Así es como se mata expone de manera brillante la complejidad y la fragilidad de la mente humana, ya que tras atrapar al asesino y conocer que motivaciones le han llevado a cometer esos actos creemos que estamos ante un sujeto infeliz, muy infeliz. ¿Cómo es posible que un sádico asesino en serie nos llegue a dar lástima?

«Estimado Sr. Morini:
La primera de las muertes de Dios se ha llevado a cabo. Pero la justicia solo triunfará cuando el arado trace su último surco.
Usted no me conoce.
Nadie me conoce.
Como me llamo no tiene importancia.
Sólo soy una sombra». (Página 178)

Así es como se mata, es una novela en la que el mal está muy presente.

Crímenes exquisitos.
Vicente Garrido Genovés y Nieves Abarca, (2012).

El primero de una serie de cuatro libros que no os dejarán indiferentes y que iré comentando.

El cuerpo de una joven de la alta sociedad coruñesa, aparece flotando en el estanque de Eiris recreando de modo exacto la famosa obra Ofelia de Millais. Meses antes, aparece también el cadáver de otra joven en la Abadía de Whitby (Londres). En este caso la escena del crimen también está preparada. Un asesino en serie, arte, lujo, corrupción, secretos, dobles vidas, una inspectora y un criminólogo. Un cóctel “exquisito”.

Crímenes exquisitos no es solo una excepcional novela negra, sino que además nos habla de “criminología” con conceptos como MO, escena del crimen, mapa mental, la firma o los trofeos, conceptos todos ellos relacionados con el asesinato serial. El libro está escritos por dos expertos de la perfiliación criminal, de modo que disfrutareis viendo cómo se realiza un perfil, y como se lleva a cabo el linkcage de diferentes asesinatos en diferentes lugares: España y Londres.

Llama la atención la firma del asesino en serie (elaborada, estudiada y con un gran mensaje) así como los trofeos que se lleva de sus víctimas. Algunos de los AS (sobre todo los organizados) se llevan un objeto de la víctima o una parte de la víctima. Siempre son objetos muy personales y con un significado especial para el asesino.

Os adelanto un párrafo simplemente aterrador:
“Volvió a repasar todas las fotos que le había sacado a Lidia. En vida y más adelante, una vez muerta. Recordó con placer el tacto y sabor de aquellos pechos perfectos, blancos, con el pezón rosado […] Ella había sido una diosa. Dulce, santificada, como una virgen cristiana ante los colmillos de león […] A su lado, atado con un lazo de terciopelo verde oscuro, reposaba el mechón de cabello pelirrojo, la prueba, la constatación real de que todo lo que había ocurrido no había sido un hermoso sueño.” Páginas 125 y 126.

Naciste para sufrir. Introducción a la criminología a través de un asesino en serie.
Martín J. Hernández García, (2016).

Martín Hernández, sumerge al lector en la vida de uno de los “peores asesinos en serie de la crónica negra española”, Francisco García Escalero, ‘El matamendigos’. La propuesta, entretenida y didáctica, es la de recorrer la vida de este ‘serial killer’ a través de las teorías de los mejores investigadores del mundo criminal como, Vicente Garrido, Jorge Sobral, Brent Turvey o Robert Ressler.

Esta es la historia del peor asesino que jamás pisó Madrid y se cuenta a la luz de las teorías de los grandes de la Criminología apoyándose además en códigos QR que, escaneados con la aplicación adecuada, transportarán al lector “a documentos audiovisuales” que le ayudaran “a obtener más información sobre criminales y aspectos que apenas se tocan en la obra por cuestiones de espacio”.

Fuente: www.crimenycriminologo.com

Trilogía “Versos, canciones y trocitos de carne”.
César Pérez Gellida.

Compuesta por Memento Mori, Dies Irae y Consumatum Est. Novela negra en estado puro y con BSO, si. Habeis leido bien, con BSO.

Una joven ecuatoriana es asesinada. Le han mutilado los párpados y unos versos amenazantes están cerca del cadáver. Este el el inicio de una serie de asesinatos que terminaran de un modo que jamás podrías imaginar. En estos libros, en mi opinión, César nos muestra a uno de los asesinos seriales más adictivos y reales de la literatura de los últimos tiempos: un sociópata narcisista influenciado por la música más actual y por las grandes obras de la literatura universal: Augusto Ledesma. Brillante la investigación policial, brillante la intervención de un verdadero especialista en mentes criminales y brillante cada uno de los asesinatos que son preparados y ejecutados con una absoluta perfección. Gran parte de las novelas está ambientada en mi Valladolid natal, ciudad también del autor, pero viajaremos a Trieste (hogar de James Joyce), Belgrado o Reykjavik.

Es una trilogía con una trama envolvente, una historia muy bien documentada, una investigación policial minuciosa y presentada tal y como es en realidad, personajes retratados física y psicológicamente de un modo extraordinario. Llegas a sentir, lo que muchos de los personajes sienten. Sin embargo, lo que realmente asusta, lo que hace de Gellida un autor excepcional es que llegues a tener miedo de un personaje de ficción que podrías encontrarte cualquier día en el metro o en la biblioteca.

Dos recomendaciones: escuchad la música de fondo que escucha el asesino en cada uno de los momentos de su vida. Estas canciones es lo único que lo humanizan. Música que todos escuchamos, con la que todos nos podemos relacionar y que ahora cobra un sentido completamente diferente. Y por supuesto, si vais a por Valladolid, no dejéis de visitar el Zero café. Cuando estudiaba derecho en Valladolid, era un lugar al que habitualmente íbamos después de clase. Eso si, hacedlo tras leer la trilogía.

Espero que disfrutéis de la lectura.

Asesinas. Cuatro siglos de crímenes con nombre de mujer.
Cinzia Tani, (2003).

Todos sabemos que el número de mujeres asesinas es bastante inferior al de los hombres, pero si analizamos biografías, archivos policiales, modus operandi y motivaciones, podemos afirmar que las “señoras” son las que verdaderamente entienden el asesinato como una de las bellas artes.

Lejos de la fuerza bruta y de los escenarios sangrientos, las mujeres recurren a otras fórmulas diferentes para matar de modo que una mujer con una vida sencilla y aparentemente normal, puede convertirse en una astuta asesina a la que costará bastante tiempo atrapar.

Cinzia Tani en esta obra, recopila a 35 asesinas de nuestra historia recorriendo la geografía europea, y como no España. Tani, no solo nos cuenta sus crímenes sino que busca los orígenes del mal en esta 35 mujeres.

Hace más de dos años que estudio e investigo a las mujeres asesinas, a las mujeres maltratadoras. En este libro, se recogen 35 vidas de mujeres que mataron por muy diferentes motivos, pero todas tienen algo en común: desvirtúan claramente el mito de la mujer es el sexo débil.

Que lo disfrutéis!

Epitafio de un asesino.
Antonia de J. Corrales, (2005).

Un escritor de novela negra en la cima de su carrera. Un cadáver y una escena del crimen que es la reproducción exacta y real del primer asesinato de su última novela aún inédita. Solo conoce su existencia el como autor y una pequeñísima parte su esposa.

Tras la primera muerte llega otra y tras cada una de esas muertes hay algo más que la barbarie de un asesino en serie; tras los anónimos, algo más que citas bíblicas. Esos asesinatos esconden un secreto, una información a la que el escritor tuvo acceso tras sus investigaciones sobre Felipe II y El Real Monasterio de El Escorial. Esa información, junto a un secreto íntimo, que no puede desvelar, harán que su vida dé un giro vertiginoso y nefasto, sumergiéndolo en un laberinto donde cualquiera pueden ser víctima o verdugo.

Leyendo este libro os “convertiréis” en analistas. Estáis ante una partida de ajedrez literaria que termina con un jaque mate inesperado.

Espero que lo disfrutéis, porque este libro no os dejará indiferentes.

Crónica Sangrienta.
Margarita Landi, (1990)

Este es el primer libro de crímenes reales que me regalaron de la “Dama del Crimen”. Ahora hay muchos, pero os aseguro que hace 27 años no.Comenzó a escribir en El Caso en 1953 y aunque en aquella época no había mujeres policía fue bien acogida en la brigada de Investigación criminal, donde podía entrevistar a los detenidos y asistir a los interrogatorios.

Landi fue testigo excepcional de la historia del crimen español, reportera de sucesos de “El Caso” e “Interviú” durante treinta y cinco años y en este libro narra los detalles de cada uno de los crímenes más importantes que ha conocido de cerca: desde sencillas lecciones de picaresca, a crímenes famosos, como el de Los Galindos, uno de los más impactantes de nuestra crónica negra, al menos para mi. En España tenemos la fijación de estudiar a Bundy, Berkowitz, Gein, Ramírez o Wuornos, cuando nuestra “historia criminal” está bien nutrida de todo tipo de criminales y muchos estudiantes ni la conocen.

En febrero de 2004 se fue para siempre con su inseparable pipa y su “reiterada afirmación de que matar es fácil y que todos somos capaces de hacerlo llegado el momento”.