“Aunque tuviera cien brazos y cien lenguas y mi voz fuese de hierro, no podría enumerar todas las formas del crimen”. Virgilio. La palabra homicidio procede del latín homicidium, formado por homo- (hombre) y el sufijo –cidio del verbo...